Search
  • SUNKAI

2.134 personas en promedio al año se intoxican con plaguicidas en el país

El martes 14 de agosto más de 29 personas se intoxicaron por alimentos contaminados en el distrito de Cáceres del Perú (Jimbe - Ancash), se presume que el hecho había sido producto de maíz contaminado utilizado para la preparación de chicha morada; el 6 del mismo mes en el pueblo de San José de Ushua, ubicado en Ayacucho, 10 personas murieron y 41 fueron afectadas por consumir alimentos que se sirvieron durante un velorio, los cuales estaban contaminados con plaguicidas.


El Diario El Comercio señala, citando al Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, que desde enero hasta fines de julio del presente año, se registraron 1.106 intoxicaciones agudas por plaguicidas y veinte muertes por esta causa en el Perú. Añade que en promedio cada año 2.134 personas se intoxican con plaguicidas en el país.


Para el cierre del 2017 se detectaron 2.489 casos, las regiones que tuvieron más intoxicaciones fueron Lima (46%), Arequipa (12%) y Junín (8%). Según Luis Suárez Ognio, director de Epidemiología del Minsa, el problema se debe a la mala manipulación de los plaguicidas, falta de equipos de protección y, sobre todo, de asesoramiento a campesinos que usan sustancias letales como organoclorados.


La mayor cantidad de muertes se da en las zonas alejadas del país en donde los centros de salud o son carentes, o no cuentan con los antídotos necesarios para salvar las vidas de las personas afectadas; a pesar de que la intoxicación proveniente de una fuente organofosforada, se puede tratar con sulfato de atropina, el cual tiene un costo relativamente bajo (S/0.15 al MINSA) usualmente no se cuenta con el stock necesario.


El Diario Gestión señala que, con el fin de evitar nuevos casos de intoxicaciones masivas, el Ministerio de Agricultura (MINAGRI) ha solicitado al SENASA la identificación de los plaguicidas extremadamente tóxicos con el fin de prohibir su uso en el país.

Las medidas del gobierno son necesarios, pero es importante acompañaralas con un mayor compromiso por parte del sector privado (empresas agrícolas y agroindustriales, casas comerciales de productos fitosanitarios y proyectistas ligados al sector) en cuanto a mejorar la concientización del pequeño productor, en el manejo, uso y almecenamiento correcto de plaguicidas.


La competitividad del sector-país no sólo se da por la rentabilidad del mismo; seguiremos con años de retraso mientras nos mantengamos tan alejados de la implementación y compromiso con las buenas prácticas agrícolas, lo que impacta de manera tan negativa en las vidas y la salud de nuestros pobladores rurales, y también en el medio ambiente y la inocuidad de los productos que consumimos a diario.








104 views

© 2019 by Sunkai